48° NOTARÍA  •  ROBERTO ANTONIO CIFUENTES ALLEL  •  SANTIAGO  •  CHILE
ESCRITURAS PÚBLICAS

Requerimientos Generales para comparecer en una escritura pública:

  • Presentar cédula de identidad vigente (si se ha extraviado o vencido, no se puede comparecer con el comprobante otorgado por el Registro Civil que indica que está en trámite).
  • Señalar nombres y apellidos completos.
  • Nacionalidad.
  • Estado civil (también debe indicarse si hay comunidad de bienes o separación de bienes si la persona es casada).
  • Profesión.
  • Domicilio.
  • Señalar si son mayores de edad, si son menores o incapaces, deberán comparecer representados en la forma señalada por la Ley para cada caso.
ESCRITURAS PÚBLICAS: CONTRATOS.

Compraventa:

Es un acto o contrato que se efectúa entre dos o más personas con el fin de transferir un bien raíz. Para que se produzca la transferencia de dominio, necesariamente se requiere que dicha escritura pública se inscriba en el Conservador de Bienes Raíces respectivo.


Rectificación o Aclaración:

Suele ocurrir que algún contrato adolece de errores, que sus cláusulas no son lo suficientemente claras o que los datos han sido mal citados, en estos casos, cualquier error u omisión o aclaración de conceptos se salvará mediante una escritura de “aclaración, rectificación y/o complementación”.


Mutuo:

Es una operación de crédito de dinero en la cual una persona natural o jurídica, entrega o se obliga a entregar a la otra una cierta cantidad de dinero y la otra, a pagarla en un momento distinto al que se celebre la convención.

El mutuo puede ser a la VISTA o a PLAZO y puede perfeccionarse tanto por escritura pública como por contrato privado, autorizando ante Notario.

En ambos casos debe enterarse el impuesto fijado por la Ley de Timbres y Estampillas, que para los documentos privados debe enterarse dentro de los 5 días siguientes a la fecha de su suscripción y para las escrituras públicas tiene un plazo de 60 días contados desde su fecha de suscripción. Actualmente el impuesto es de 0,066% por cada mes o fracción de mes, con un tope de 0,80% y para los mutuos a la vista es de 0,332%.


Permuta:

Este contrato se produce cuando una parte entrega a la otra una cosa y recibe otra distinta en pago, la que tiene un valor igual o similar. Cuando la permuta se refiere a un bien raíz, o derechos de sucesión hereditaria.


Hipoteca:

Es un derecho de prenda, constituido sobre inmuebles que no dejan por eso de permanecer en poder del deudor.

La hipoteca es indivisible, por lo tanto la cosa hipotecada está obligada al pago total de la deuda.

Debe otorgarse por escritura pública y puede también otorgarse en el mismo contrato al que accede.

Para que tenga fuerza obligatoria, debe ser inscrita en el Conservador de Bienes Raíces respectivo, en el Registro de Hipotecas y Prohibiciones y para su inscripción debe insertarse en la escritura el Certificado de Avalúo o el Comprobante de Pago de Contribuciones.

Si el bien hipotecado pertenece a la sociedad conyugal, la escritura debe contener la autorización del cónyuge y, si es un bien propio, la separación de bienes.


Dación de Pago:

Cuando este contrato se refiere a Bienes Raíces, debe ser hecho por escritura pública, y consiste en la extensión de una obligación mediante la entrega a dominio de una casa.


Prenda:

Por el contrato de prenda o empeño, se entrega una cosa mueble a un acreedor para la seguridad de su crédito. La cosa entregada se llama prenda y el acreedor se llama acreedor prendario.

La prenda se constituye no sólo por el deudor, sino también por un tercero ajeno al acreedor, que hace este servicio al deudor.


Alzamiento:

Es la escritura que otorga el acreedor cuando el deudor cumple íntegramente las obligaciones garantizadas a su favor con una garantía hipotecaria o prendaria. Su alzamiento permite inscribirlo y dejar así él o los bienes libres de esos gravámenes.


Resciliación:

Es un contrato en el cual las mismas partes contratantes que suscribieron un contrato, lo dejan sin efecto de común acuerdo.


Cancelación:

Estas escrituras las otorga el acreedor una vez cumplidas por el deudor todas las obligaciones que éste tenía con aquel, dejando constancia del cumplimiento, cancelando a la vez esas obligaciones.


Compraventa, Mutuo e Hipoteca:

Estas escrituras contienen los tres contratos mencionados. Son aquellas en que una parte compra un bien raíz mediante un préstamo de dinero o mutuo y, para garantizarlo, constituye hipoteca sobre la misma propiedad que compra o sobre otra distinta. Hay distintas formas en que las instituciones financieras otorgan préstamos para financiar viviendas, algunas a saber:


Mutuo Hipotecario con Letras de Crédito: Estos préstamos se hacen en base a inversión que terceras personas realizan cuando adquieren letras de créditos que financian la operación, siendo en definitiva el Banco o institución financiera un intermediario, emite letras de crédito que particulares compran para obtener utilidades por los intereses que ganan con tiempo, y su venta se realiza una vez que el banco certifica la inscripción a los registros conservadores, solo en ese momento el banco o institución entrega el poder de dicha venta al vendedor.


Mutuo Hipotecario Endosable: En este caso el préstamo o mutuo lo hace directamente el Banco o institución financiera y no se liquidan letras de crédito. Además, el acreedor puede vender la hipoteca a otra persona o institución.


Transacción:

Es un contrato por el cual las partes terminan extrajudicialmente un litigio pendiente o precaven un litigio eventual y produce el efecto de cosa juzgada; pero puede pedirse la declaración de nulidad o recisión en casos especiales sindicados en la ley.

Es conveniente celebrarlo por escritura pública, ya que tiene mérito ejecutivo y hace plena fe de lo que en él se dice.


Compraventa e Hipoteca:

Son aquellas que contienen un contrato de compraventa en el cual hay una obligación que se garantiza con hipoteca sobre la propiedad vendida.


Mutuo Hipotecario:

En estas escrituras se contiene un contrato de mutuo o préstamo de dinero y para garantizar su pago se constituye hipoteca sobre una propiedad del deudor.


Novación:

El contrato de novación es la sustitución de una obligación por otra que queda extinguida. Hay tres tipos de novación:

-  Cuando una obligación sustituye a otra entre las mismas partes.

-  Cuando el acreedor sustituye al anterior acreedor.

-  Cuando un deudor sustituye a otro deudor. No es obligatorio que sea otorgado por escritura pública, pero si se refiere a un bien raíz, deberá hacerse por este medio.


Sociedades:

Las partes deben resolver previamente qué tipo de sociedad es la más beneficiosa de constituir en cada caso. Las sociedades más comunes y frecuentes en Chile son las de Responsabilidad Limitada y las Sociedades Anónimas. Estas últimas pueden ser abiertas o cerradas. En las primeras los socios limitan su responsabilidad al capital aportado y en las últimas cada accionista la limita al valor de sus acciones.


Mandato:

Es un contrato en el cual una persona confía la gestión de uno o más negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera.

La primera que otorga el mandato se denomina Mandante y la que lo acepta Apoderado, Procurador y, en general, Mandatario.

Existen los Mandatos Generales, que contienen una amplia gama de facultades, los Especiales, que pueden ser: Bancarios, de Administración Para Contraer Matrimonio, y los Judiciales (que deben contener las disposiciones señaladas en el artículo 7° del Código de Procedimiento Civil, en sus dos incisos).


Arrendamiento:

Es un contrato en que las dos partes se obligan, recíprocamente, la una a conceder el goce de una cosa, o a ejecutar una obra o a prestar un servicio y la otra a pagar por este goce, obra o servicio un precio determinado.

El arrendamiento de bienes raíces urbanos y bienes raíces fuera del radio urbano que no excedan de una hectárea se rigen por la Ley N° 18.101 y en forma supletoria por las disposiciones del Código Civil.


Fianza:

Es una obligación accesoria, en virtud de la cual una o más personas responden de una obligación ajena, comprometiéndose para con el acreedor a cumplirla en todo o parte, si el deudor principal no la cumple. Puede constituirse no sólo a favor del deudor principal, sino a favor de otro fiador.

Puede ser: Convencional, Legal o Judicial. La primera se otorga por un contrato, por escritura pública.

DOCUMENTOS PRIVADOS

En Documentos Privados usted podrá obtener información referencial sobre el formato de cada uno de los documentos listados.

Para mayor información, comuníquese a los siguientes números teléfonicos: (+56 2) 2 427 2819 - (+56 2) 2 427 2823.